Página de Inicio

Localidad de Sola

Biografía del Gdor J. León Sola

Club Union Solense, Parque Manuel de Tezanos Pinto

Capilla San Antonio
Grupo de Trabajo

Colaboraciones
Página de Teresita

Eventos

Visitantes

Literatura
de Entre Ríos

Enlaces

LA VOZ DE SOLA

Gdor. León Sola, Entre Ríos, Argentina

COLABORACIONES

La Página de Teresita Ascaíno (15),

>>1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,19 20, 21, >>

> > sigue página 16 > >


AÑO NUEVO EN GOBERNADOR SOLA

Recuerdos

Recibido el 6 de enero de 2010

La mayoría de las personas recordamos con mucha ternura los lugares y el modo en que celebramos las tradicionales fiestas de Navidad y Año Nuevo durante la infancia.

Nuestra familia, como tantas otras, se repartía democráticamente los festejos : Navidad en casa de los abuelos maternos y Año Nuevo con los abuelos paternos. Para Reyes no había reunión ni comida especial, aunque sí hacíamos la " interesada" cartita pidiendo algún juguete que nos gustara particularmente, sin olvidarnos de la merecida retribución para los camellos (pastito fresco y agua ) que después de todo, eran quienes hacían el esfuerzo de transportarlos. Para Navidad, el regalo dejado por el Niño Jesús (no por Papá Noel o Santa Claus) era el más importante, acción que no se nos ocurría cuestionar, pero que visto a la distancia era bastante inexplicable. El Niño Dios era pobre (nacido en un establo) en cambio los Reyes Magos, hasta en sus vestimentas, demostraban tener más solvencia económica.

Para fin de año, fecha sin connotaciones religiosas, no recibíamos obsequios así que la mayor ilusión se centraba en los preparativos previos al viaje a Gobernador Sola. Mamá elegía para sus dos nenas los más lindos vestiditos ( generalmente nuevos ) y papá se encargaba de colocar prolijamente en una gran caja: algún pavo asado, golosinas, panes dulces, sidra, vinos y jugos de frutas con sabor a naranja y pomelo, (no había otras variedades, tampoco existían las gaseosas).Todo en cantidad suficiente como para que alcanzaran hasta el día siguiente, igual aporte hacían los demás familiares. Finalizada la tarea, el 31 de diciembre al atardecer partíamos desde Lucas González hacia Gob. Sola. El viaje se nos hacía bastante largo, tanto por nuestra impaciencia como por la escasa velocidad que podía desarrollar, primero el Chevrolet modelo 28 color verde y luego el Plymouth color negro. En caso de lluvia, ante la ausencia de ripio (2), íbamos en tren lo cual tornaba más interesante el trayecto.

Al arribar nos recibían con gran júbilo : el abuelo Rosendo, la abuela Carmen,(1) los tíos y primos que vivían allí en Sola, los de Tala, Maciá, Durazno, Paraná y de Buenos Aires el tío Santos y el tío Alberto. El tío Santos, además de haber traído abundantes provisiones de alimentos y de asar las diferentes carnes, era una especie de " director de orquesta que coordinaba todo. Ubicaba a los comensales, repartía la comida (carne de vaca, pollo, cordero, lechón, ensaladas, etc.) y luego, cerca de la medianoche, trocitos de turrón y nueces. Mientras tanto, la radio ubicada en un lugar donde se la pudiera escuchar bien, informaba cómo se desarrollaba este acontecimiento en Bs. As. De pronto alguien decía:

 - Ya son las 12 de la noche !!!,

Pero su aporte no era tenido en cuenta porque Santos sólo aceptaba que en efecto era la hora esperada cuando quien lo anunciaba cantando:

 " AÑO NUEVO, VIDA NUEVA".

Era el reconocido locutor Juan Carlos Mareco (Pinocho). Ahí sí, estallaba la alegría, los saludos, los besos, los abrazos y el brindis con sidra para todos los adultos, menos para el abuelo Rosendo que no bebía nada que tuviese alcohol. Él comía de todo lo que había y al finalizar ( como para facilitar la digestión ) se tomaba su jarro repleto de leche. Si advertía que a los niños nos servían jugo, muy consternado expresaba:

" Pobrecitos, para qué les dan eso ... "

Cuánta razón tenía, si pensamos que estas bebidas sólo tienen conservantes, colorantes, productos químicos y escasa o nula proporción de jugo de frutas.

Para finalizar la cena y cuando ya parecía imposible que alguien pudiese ingerir algo más, aparecía el pan dulce y el clericó (que para los niños se preparaba en un recipiente aparte, sin alcohol). Después, la música, el canto, las charlas interminables, los juegos.

Al día siguiente, 1o de enero, era el almuerzo para quienes no habían retornado a su lugar de origen, y aquí -debo confesar- un pequeño sacrificio al que nos debíamos someter sin protestar. Para poder almorzar, sí o sí, debíamos tomar un plato de sopa que nos servía el tío Santos. No había amnistía, o lo tomabas ... o no comías nada más.

Hoy, mientras todo el mundo anda con "cara de brindis ", vivo una sensación agridulce de melancolía. Cierro los ojos y al nuevo 2010 me parece que lo he recibido en Estación Gobernador Sola. Un buen año para todos,

LILIANA SOLA GALIZZI

(1) Se trata de don Rosendo Sola y de su señora, Doña Rosa Lencina

(2) ripio: pequeñas piedras que Vialidad Nacional colocaba sobre la ruta cuando aún no estaba pavimentada, para afirmarlo y evitar los derrapes


 

ROMANCE DE LAS MALVINAS


Cómo me duele tu nombre
prohibido sueño de amor.
Tímido pájaro enjaulado,
¿a quién pides compasión?

Estaba ya detenido,
dormido tu corazón,
cuando llegaron los niños
a cantarte tu canción.

Aquellos niños soldados
de metralla y de fusil,
gritaron: ¡Viva la patria!
para que puedas oír.

Y se despertó tu duende,
joven saltaste a la mar.
la sangre corrió por tus venas,
argentinas para amar.

Estrenaste el vestido
que celosamente guardabas,
celeste y blanco fue el traje
para el amor que esperaba.

2 de abril, fue tu gran día,
el de la boda esperada.
Fuiste feliz un instante...
un minuto, casi nada

 

LILIANA SOLA GALIZZI DE BELTRAMINO

1982 - Recibida en La Voz de Sola el 1º de abril de 2008


NOTA : MALVINAS 26 AÑOS DESPUÉS 
... No olvida quien finge olvido, sino quien puede olvidar... M.BENEDETTI
Para los primeros día de abril de 1982 yo esperaba ansiosamente la llegada de nuestra primer hija y, otros argentinos con iguales ansias y mucho desconocimiento, esperaba la justa recuperación de 'nuestras' Islas Malvinas. En ese estado de 'conmoción' interior escribí : Romance de Las Malvinas , poesía que fue seleccionada en su momento para integrar la Antología de poetas nogoyaenses y que, desde entonces se recita para esta fecha en algunas escuelas secundarias de Paraná.
Un psicoanalista muy conocido dijo que :- 'Toda demanda es en el fondo, una demanda de amor...' . Quizás, esto es lo que están pidiendo nuestros ex combatientes: el reconocimiento de la sociedad y que se los considere como lo que fueron :héroes que combatieron y defendieron nuestra Nación.   LILIANA SOLA


>>colaboraciones 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 16, 17, 18, 19, 20, 21, >>

> > sigue página 16 > >

 

.

.